Solicita tu demo
¿Por qué trabajar con una Start-Up?

¿Por qué trabajar con una Start-Up?

Durante los últimos años se ha hecho referencia al término “Start-Up” para describir a una serie de compañías con características de gestión específicas, donde la innovación y la resolución ágil de problemas son el componente principal de su actividad. Son las mismas características en su forma de trabajo, que ayudan a solucionar pain points determinados en las empresas tradicionales.

De acuerdo a Forbes (2013), una Start-Up es una compañía diseñada para escalar de forma veloz. Para Steve Blank, emprendedor y docente estadounidense, estas buscan modelos de negocio repetibles y escalables, siendo este el atributo principal que las diferencia de otro tipo de empresas.

Ahora, ¿qué beneficios trae trabajar con una de estas organizaciones? Aquí te dejamos tres razones por las que una Start-Up es tu mejor aliado.

Agilidad en los cambios y toma de decisiones

Muchos procesos en organizaciones grandes suelen ser muy lentos y burocráticos, lo que puede entorpecer la generación de cambios y adaptación de proyectos nuevos. Por otro lado, en las Start-Ups sucede todo lo contrario, dado que poseen mayor agilidad en la toma de decisiones y la implementación de nuevos proyectos, por lo que tercerizar cierto tipo de servicios con ellas genera mayor velocidad en la entrega de soluciones.

Además, esta agilidad es necesaria para adaptarse a las necesidades de la industria por lo que las propuestas en sus proyectos se encontrarán más acorde a la realidad actual.

Cercanía con el cliente

Otra característica de las Start-Ups es la cercana relación que tienen con sus clientes. En este sentido, como el ensayo-error es una parte fundamental en el desarrollo de nuevos productos, por ello, se requiere una comunicación constante y una empatía que permita entender en su totalidad las necesidades de sus clientes. Esto facilitará la creación de productos especializados en resolver problemas reales.

Como en cualquier relación, mientras mejor comunicación y empatía exista, el producto final siempre será mejor.

Nuevas tecnologías

Muchas de las grandes empresas tienen procesos que no siempre se realizan bajo los mismos parámetros de “modernidad”. Como mencionamos anteriormente, muchas de estas organizaciones pasan por procesos largos, burocráticos y tediosos, donde en la mayoría de casos se requiere de mayor inversión y de recursos para solucionar problemas. 

Por este motivo, las Start-Ups se convierten en una alternativa viable puesto que estas, para crecer velozmente, necesitan ser innovadoras, aplicando procesos tecnológicos y digitales que les permitan reducir costos y acelerar su crecimiento. Por ello, estas tienen el expertise necesario para generar transformaciones de mayor impacto en menor tiempo.

En conclusión, las Start-Ups son empresas que se encuentran diseñadas para buscar un modelo de negocio que les permita escalar a grandes velocidades, utilizando tecnología que les permita ser cada vez más eficientes en la implementación de proyectos. 

Estas empresas replican los mismos procesos ágiles utilizados en su propio modelo de crecimiento en las propuestas de transformación que plantean a sus clientes, convirtiéndose en una alternativa eficiente para resolver los pain points identificados a una gran velocidad. Asimismo, estas organizaciones son también modulares, por lo que se adaptarán rápidamente a las necesidades del cliente.

En este sentido, también acompañan al cliente en su camino al éxito, porque el éxito de una organización es el éxito de una Start-Up.



Nando Ortega

Customer Education Lead

16, Setiembre del 2019

Isotipo Mandu
Sobre Nosotros

En Mandü ayudamos a organizaciones a transformar su gestión del talento a través de la tecnología. Medimos clima laboral y el desempeño de las personas.

Comparte este artículo
No te pierdas ninguna noticia
Obtén los mejores artículos en tu bandeja de entrada.
Suscribete Mandu