Solicita tu demo
Organization Health: Lo que necesitas saber

Organization Health: Lo que necesitas saber

La salud organizacional (organizational health) es un concepto que es cada vez más frecuente de escucharlo. Así como la salud física e individual es imprescindible para nuestro crecimiento y desarrollo, las organizaciones requieren tener un alto grado de salud para ser empresas que continúen creciendo en el tiempo y sean rentables.

Pero, ¿qué entendemos por salud organizacional?

Qué es la salud organizacional

La firma de consultoría McKisney define a la Salud de la Organización (organizational health) como una habilidad de la organización. En palabras de la consultora, la Salud de la Organización es “la habilidad de una organización de alinearse a una visión, una estrategia y cultura clara; de ejecutar con excelencia; y de renovar el foco de la organización a través del tiempo para responder a las tendencias del mercado.”

McKinsey ha realizado diversos estudios sobre la salud en las organizaciones y cómo es que esta impacta en la rentabilidad de una empresa. Los resultados son realmente sorprendentes.

Han llegado a la conclusión que las empresas altamente saludables pueden llegar a ser hasta 3 veces más rentables. Pero no solo es eso, existen evidencias que organizaciones que mejoraron su salud organizacional demuestran ganancias tangibles de crecimiento en tan solo 6 a 12 meses.

Las organizaciones sanas carecen de políticas burocráticas y confusión. Esto permite que las personas, comenzando con el líder, aprendan unas de otras, puedan identificar problemas críticos y los enfrenten de una manera eficiente.

Además, estas organizaciones buscan soluciones a los problemas mucho más rápido que sus rivales disfuncionales. Ello porque la "salud" tiene algunas cualidades distintivas que promueven el éxito sostenible de los objetivos de la organización.

¿Por qué que una organización "sana" puede llevarte al éxito?

En una entrevista con Forbes, Patrick Lencioni, uno de los expositores expertos en negocios más demandado, mencionó que existen 3 principales razones por las que contar con una organización saludable puede llevarte a alcanzar exitosamente tus objetivos. Estos son los siguientes:

  1. La salud genera inteligencia: Los miembros de las organizaciones saludables aprenden unos de otros, identifican situaciones críticas y las manejan con confianza, lo que las hace más efectivas. Esto porque los líderes no se privan de transmitir su conocimiento ni de aprender de las experiencias de los demás.
  2. El principio multiplicador: La mayoría de las organizaciones solo explotan una fracción de su conocimiento, la experiencia y el capital intelectual disponible para ellas. Las saludables aprovechan todo eso. Una organización sana en su conjunto es mayor que la suma de sus partes debido a este multiplicador
  3. Principios orientados: Una organización saludable busca que los principios del negocio sean conocidos por todos los colaborador. El hecho de que todos los colaborares tengan claridad sobre quiénes son, qué intentan lograr y cómo hacerlo, permite que la organización pueda ejecutar sus estrategias de manera eficiente y sin problemas.

Visión equivocada

Muchos líderes consideran que una mejora en las finanzas puede traer como consecuencia que los colaboradores se encuentren más comprometidos, sean más productivas y que la organización como resultado mejore su salud. Sin embargo, la evidencia demuestra que el efecto causal funciona de manera contraria. Para mejorar los resultados financieros primero debemos mejorar la salud y no al revés.

La gran mayoría de empresas centra sus esfuerzos en el control presupuestario, en la producción y estrategias comerciales. Ello se debe a que consideran que esto permitirá que los colaboradores se encuentren más comprometidos, sean más productivos y que la organización como resultado mejore su salud.

No obstante, la evidencia demuestra que en realidad funciona de manera contraria. Para mejorar los resultados financieros primero debemos enfocarnos en los factores que impactan directamente sobre la cultura. Estos son los estilos de dirección, la retroalimentación constante a los colaboradores sobre su desempeño y la satisfacción laboral de los mismos.

Una gran cantidad de empresarios consideran que, si bien es cierto que estos factores son importantes, no los ven como prioritarios. Ellos consideran que no debemos distraer recursos en estos factores y debemos centrarnos en los aspectos más duros del negocio.

Esta visión hace que gastemos mucha energía, esfuerzos y recursos en mejorar aspectos que podrían mejorar por sí solos si nos centráramos más en convertir a nuestra organización en un espacio saludable.

¿Cómo mejorar nuestra salud organización?

Según McKinsey existen cuatro ingredientes para lograrlo. Todas juntas nos aseguran los más altos niveles de salud organizacional.

  1. Fábrica de liderazgo. Desarrollar y desplegar líderes fuertes en todos los niveles organizacionales. Apoyar a nuestros líderes y formarlos a través de herramientas como el coaching, la capacitación formal y las oportunidades de crecimiento adecuadas.
  2. Motor de innovación continua. Involucrar a todos los colaboradores en la búsqueda de un mejor rendimiento a través de la innovación. Recopilando ideas y compartiendo conocimientos
  3. Talento y conocimiento. Atraer e inspirar a los mejores talentos. Sin duda de la mano de los mejores talentos aceleraremos nuestro crecimiento
  4. Mercado moldeador. Dar forma a la innovación a través de una perspectiva y orientación externa. Escuchar a nuestros clientes, a nuestros proveedores, a la comunidad en general para crecer en sintonía con ellos.

Es tentativo pensar que lograr estas cuatro recetas al mimos tiempo sería lo ideal. Pero la experiencia nos revela que cuando las organizaciones buscan realizar las cuatro de manera paralela, los esfuerzos y recursos desplegados en cada una de ellas son mínimos y no llegan a tener el impacto deseado.

Por lo tanto el consejo final es centrarnos en una de estas cuatro estrategias para mejorar  y concentrar en ella todos nuestros recursos. De esta manera empezaremos a ver resultados tangibles que nos permitan enfocarnos en un siguiente aspecto. Es de manera gradual y enfocada en la que debemos ir formando una organización más saludable.

Valeria Vidal

Content creator en Mandü

TENDENCIA

21, Febrero del 2019

Isotipo Mandu
Sobre Nosotros

En Mandü ayudamos a organizaciones a transformar su gestión del talento a través de la tecnología. Medimos clima laboral y el desempeño de las personas.

Comparte este artículo
No te pierdas ninguna noticia
Obtén los mejores artículos en tu bandeja de entrada.
Suscribete Mandu