volver
La semana laboral de 4 días:  ¿qué significa para el futuro del trabajo?

La semana laboral de 4 días: ¿qué significa para el futuro del trabajo?

Empresas de Gran Bretaña y Estados Unidos están poniendo a prueba un nuevo horario de trabajo. El modelo que favorece la flexibilidad y el bienestar va teniendo impactos sobre la productividad y desempeño laboral.

A comienzos de junio, en Gran Bretaña se dio inicio al piloto de una semana laboral de 4 días, más grande del mundo. El experimento, impulsado por la organización 4 Day Week Global , sumó a 70 empresas que acordaron reducir el número de días laborales sin afectar el salario de sus colaboradores.

La propuesta era sencilla: los talentos reducirían las horas de trabajo en un 20%, pero su compensación se mantendría al 100%. Una proposición que ha generado debate en el mundo laboral. Por un lado, expertos y compañías presentaron sus preocupaciones sobre la manera en la que la productividad se vería afectada o el hecho de que, esta no sería una solución real para todos los sectores.

En cuanto a aquellos que están a favor del experimento, resaltaron los beneficios que tiene una semana laboral de 32 horas sobre el bienestar de los colaboradores, la calidad de vida, la motivación y, por ende, sobre el desempeño laboral. Incluso, en una reciente conferencia organizada por el Foro Económico Mundial, Jonas Prising, CEO de ManpowerGroup, ya señalaba a esta propuesta como una ventaja competitiva frente a la creciente demanda de flexibilidad laboral por parte de los talentos.

Con tantas opiniones encontradas, nada mejor que apoyarnos en los datos para tomar nuestra parte en la discusión. Así que veamos que avances se han obtenido tras doce semanas de puesta en marcha.

Los resultados de una nueva semana laboral

Uno de los puntos más resaltantes que la semana laboral de 4 días parece haber logrado es el impacto sobre el bienestar de los colaboradores. De acuerdo con testimonios recogidos por CNN Bussines, algunas de las 3.300 personas que trabajan dentro de las empresas que entraron en prueba calificaron a esta propuesta como una experiencia que “te cambia la vida”. Muchos señalaron que contar con un día libre más les permitía resolver sus tareas del hogar o pasar tiempo con su familia sin sentir culpabilidad.

Además de este balance entre el trabajo y la vida personal, los talentos de empresas como Unity, indicaron sentirse más felices. El tiempo extra ocasionó que iniciaran nuevos hobbies o tomaran clases que los ayudaron a cumplir metas pendientes. El estrés y los niveles de burn out, también parecían haber disminuido entre estos colaboradores, pues señalaron que al reducirse el “temor de los domingos” sentían una menor carga, mayor bienestar y, en el caso de personas con ansiedad, presentaban una mejor disposición para enfrentar la semana y mejoras en su salud mental.

Por otro lado, la transición a este sistema de trabajo trajo consigo retos importantes. En ciertos casos, los colaboradores sintieron que las primeras semanas fueron “caóticas” y los equipos no estuvieron preparados para manejar tiempos de entrega más cortos. Eventualmente, superaron los retos, pero el escenario puso bajo la mira la efectivad del proyecto y sus potenciales consecuencias sobre la productividad.

Asimismo, una prueba llevada en simultaneo en los Estados Unidos con 22 compañías, sacó a luz que esta propuesta quizás no sea efectiva para todos los sectores. La economista Juliet Schor, indica que son las empresas tecnológicas o que se desarrollan mayoritariamente en oficina, las que están dominando este modelo. En cambio, en el rubro de manufactura, la cadena NPR notó cierta presión sobre los trabajadores al tener menos tiempo para ejecutar órdenes dentro de la cadena de suministros.

El secreto es la flexibilidad

Debido a que las pruebas de la semana laboral aún están en marcha, llegar a una conclusión aún tardará un par de meses más. Sin embargo, contamos con experiencias previas que ya han arrojado interesantes resultados sobre importantes indicadores laborales.

En el 2018, el proyecto 4 Day Week Global realizó una de las primeras pruebas en Nueva Zelanda monitoreada por académicos de la Universidad de Auckland. El estudio encontró que los niveles de engagement aumentaron en un 30% y 40%. El liderazgo también mejoró en un 28%, mientras que la motivación por el trabajo y el compromiso organizacional, aumentaron en un 27% y 29%, respectivamente.

Microsoft Japón también condujo este experimento en el 2019. Sus resultados han sido uno de los más interesantes hasta el momento, ya que lograron incrementar en 40% su nivel de productividad. De acuerdo con Adam Grant, psicólogo organizacional,  la clave de este logro no estuvo en proponer un día libre más o trabajar menos, sino que se encontró en la flexibilidad percibida por los colaboradores.

Los talentos pueden ser igual de productivos y creativos en menos horas si logran mantenerse correctamente enfocados. El equipo de Microsoft pudo resolver reuniones más efectivas y en palabras de su CEO, fueron llamados a pensar en maneras de lograr las mismas metas con un 20% menos de tiempo.

Estos dos últimos, los cambios globales nos han llevado a reimaginar las formas de trabajar y puede que un nuevo modelo orientado a menos horas, mayor flexibilidad y bienestar sea el siguiente paso para el mundo laboral.

Katheryn Leonardo Pérez 06, Setiembre del 2022
Share

Recomendados

eNPS: ¿Qué es y por qué lo usamos en las mediciones de Clima?
eNPS: ¿Qué es y por qué lo usamos en las mediciones de Clima?

Este indicador puede ser una gran herramienta para analizar el estado del Clima Laboral y la motivación de los colaboradores. Una de las herramientas más utilizadas para conocer el engagement y lealtad de los clientes hacia la marca es el indicador NPS (Net Promoter Score). Esta métrica, que ha sido empleada por distintas compañías para […]

Mantente informado y conviértete en un Üman ¡Suscríbete aquí!