volver
Atria: construyendo una nueva cultura de meritocracia

Atria: construyendo una nueva cultura de meritocracia

Como empresa innovadora y que fomenta el desarrollo, Atria pudo sistematizar el desempeño de sus colaboradores para fortalecer la meritocracia.

Desde su fundación, en 2015, la empresa generadora de energía Atria, se propuso ser una compañía fuera del molde tradicional. A pesar de operar en un sector “duro” como el energético,  apostó por crear soluciones integrales, distribuir energía proveniente de paneles solares y acercarse a sus clientes como socio estratégico, más que como un simple distribuidor.

Estas ganas de ser diferente también marcaron su propuesta interna. Atria supo desde temprano que, para ofrecer el mejor servicio, su ambiente laboral debía estar empapado de la misma pasión, flexibilidad y ganas de crecer que tenía el negocio. Así que los valores organizacionales se enrumbaron hacia perseguir la excelencia, ser horizontales, transparentes y disfrutar de lo que se hace.

«Nos guiamos mucho por la innovación y la flexibilidad y por eso nuestra cultura es muy marcada: somos horizontales y enfocados en el crecimiento, la tecnología y la excelencia», comenta Rocío Aramburú, gerente regional de Talento.

Comenzar a cultivar y apoyar el talento

Ese es el norte de Atria y siempre ha alineado sus estrategias a ello, incluso las más arriesgadas. Hablar de movilidad laboral y ascensos en Latinoamérica, es tocar un tema muy sensible. Países como Perú llevan años en un proceso de reforma para alentar la meritocracia, tanto en el sector público como en el privado.

Proponer una cultura que estimule el crecimiento progresivo de los colaboradores, de manera transparente y basada en competencias no iba a ser una tarea fácil. Sin embargo, en el 2020, para Atria se volvió importante mirar hacia sus talentos y comenzar a analizar el desarrollo de sus talentos.

El primer paso para desarrollar esta nueva propuesta de meritocracia fue incluir a la tecnología como aliada. La plataforma Performace de Mandü fue la elegida para realizar un mapeo transversal del desempeño dentro de la organización. Esto, señala Rocío Aramburú, le permitió a Atria conocer el avance de las competencias de sus colaboradores en los tres países en los que opera.

Los resultados de esa medición fueron esclarecedores para el equipo de Recursos Humanos. El talento en Atria tenía aspiraciones grandes y su desempeño, a pesar de la crisis sanitaria, se mantuvo alineado a sus valores. “Muchas veces hay un potencial y esa estrellita solo la conoce el jefe, la idea es que también el directorio lo conozca”, indica Aramburú.

Con la información recogida, la organización vio que podía tomar decisiones objetivas al respecto y así fomentar un ambiente meritocrático, pero sobre todo transparente. Como explica Rocío: «Nos basamos en la evaluación de desempeño, valores y competencias para saber con precisión qué necesitan mejorar las personas».

De esta manera, Atria busca apoyar el talento e impulsar en ellos líneas de carrera que les permitan crecer, innovar y así también fortalecer la organización. «Queremos que la mayor cantidad de personas en la empresa se puedan desarrollar y buscar la excelencia con ellos. Somos flexibles, creativos e innovadores, vamos evolucionando y queremos que la gente evolucione con nosotros», reflexiona Rocío.

¿Te animas tu también a iniciar una transformación en tu organización? Conoce más sobre nuestra plataforma Performance aquí.

Katheryn Leonardo Pérez 25, Abril del 2022
Share

Recomendados

Mantente informado y conviértete en un Üman ¡Suscríbete aquí!